Enseñando el control de la diabetes a nuestros hijos: la determinación de la glucemia capilar

LDMH-Enseñando el control de la diabetes a nuestros hijos

Llega un momento en que el control de la diabetes debe ir pasando paulatinamente de los padres a su hijo. Éste no tiene una fecha fija, sino que dependerá de varios factores, como el grado de madurez del niño, sus necesidades de autonomía, las situaciones familiares, u otras circunstancias. Idealmente debería ser el niño el que marque el ritmo en que va asumiendo el control de su diabetes. Pero también pueden darse situaciones Sigue leyendo

Actuación de los padres de niños con diabetes en la escuela

A todos los padres de niños con diabetes les preocupa que sus hijos reciban una atención adecuada durante las horas que pasan en la escuela. A veces resulta un quebradero de cabeza el que nuestro hijo disponga de todos los recursos que puede necesitar. Y a los padres nos queda una sensación de que dependemos de la implicación particular que el maestro o el tutor quiera ofrecernos. Sigue leyendo

Medidor portátil de hemoglobina glucosilada

LDMH-Medidor portátil de hemoglobina glucosilada 1

Recientemente he conocido la existencia de un medidor de hemoglobina glucosilada (HbA1c) que funciona de forma similar a los medidores de glucemia capilar. Su nombre es A1CNow+® y podéis encontrar información en el siguiente enlace: Medidor de hemoglobina glucosilada A1CNow+®. Sigue leyendo

Corrigiendo las hiperglucemias matinales

Una de las complicaciones más frecuentes en el control de la diabetes de nuestro hijo son las hiperglucemias matinales persistentes (en la primera glucemia de la mañana o glucemia en ayunas). Éstas pueden resultar difíciles de resolver, y nos desalientan al pensar que nunca conseguiremos ajustar correctamente los hidratos de carbono y la insulina a la hora de la cena. Nada más alejado de la realidad. Sigue leyendo

¿Cómo ajustar las dosis de insulina?

A la hora de administrar insulina se debe tomar como punto de partida la pauta indicada por el endocrino. Sin embargo, el control de la diabetes de vuestro hijo requiere que en el día a día sea necesario realizar ajustes en las dosis de insulina. Esto se debe a que las necesidades de insulina de cada persona son diferentes, por tanto, el tratamiento de cada niño es único y singular. Sigue leyendo

Eliminar jeringuillas y agujas correctamente

Eliminar de forma correcta las jeringuillas y agujas de insulina no es un asunto menor. Entre otras razones, porque se impide que estos materiales sean reutilizados, porque se evitan los pinchazos accidentales, tanto de los familiares de personas con diabetes como de los trabajadores de servicios de recogida de basuras, y porque se ayuda a proteger el medioambiente. Sigue leyendo

Sin miedo a salir de casa

Han pasado varios días desde que regresamos del hospital a casa con nuestro hijo. Hemos tratado de asimilar toda la información de la diabetes que nos han facilitado. Le vamos cogiendo el tranquillo a medir la glucemia, a poner las inyecciones, a contar los hidratos de carbono de las comidas. Nos estamos acostumbrando a anotar todo lo que hacemos. Entonces, en algún momento escuchamos que alguien, seguramente nuestro hijo, dice “¿Vamos a ir…? (completar la frase con: a la casa de los abuelos, a ver a algún amigo, al parque, al cine, o a cualquier otro lugar al que solíamos ir antes del debut de la diabetes)”. Sigue leyendo

Contar hidratos de carbono

Desde el debut de la diabetes de nuestro hijo es necesario aprender a contar los hidratos de carbono de los alimentos. Estos van a representar aproximadamente la mitad de las necesidades nutricionales de su dieta, y el no tomar suficientes hidratos de carbono a lo largo del día puede producir hipoglucemias. Para facilitar la cuenta o medida de la cantidad de hidratos de carbono de un alimento se recomienda utilizar el sistema de raciones o porciones. Sigue leyendo

Pequeñas dosis de insulina

Ocasionalmente pueden darse situaciones en las que sea necesario administrar dosis de insulina muy pequeñas, de menos de 2 unidades. Algunas de esas situaciones son: en los primeros meses tras el debut de la diabetes; para corregir hiperglucemias debidas a comidas extraordinarias, enfermedades o sencillamente imprevistas. En estos casos, ya que el volumen de la solución de insulina a inyectar es mínimo, las técnicas habituales pueden producir errores por exceso o defecto en la dosis administrada Sigue leyendo